lunes, 19 de junio de 2017

Reseña: Dying - No Mercy For Us.

Hoy, en discos que te atraen cual agujero negro desde el momento en que ves su portada, tenemos el segundo LP de los sevillanos Dying. Todo un clásico de la escena underground extrema nacional, formados en el año 2000 como un trío, publicaron varias demos (en una de ellas tiraban hacia un Thrash crossover) y vivieron algunos cambios de formación hasta el lanzamiento de su primer disco de estudio, Born from Impurity (2009), en el que pulieron definitivamente su sonido hacia el Brutal Death Metal que practican hoy, y siguieron currando desde las entrañas de nuestra escena, tocando por toda la península y compartiendo cartel con bandas de la talla de Avulsed, Brutal Truth, Massacre, Eternal Mourning y demás. Actualmente la banda está formada por Ángel a las voces, Pepe y Fernando a las guitarras, Pato al bajo y Tony a la batería y nos presentan esta nueva dosis de abrasivo y destructivo Brutal Death Metal en ocho cortes que rezuman furia, mala hostia y aroma a azufre en cada nota que sale de sus instrumentos. El disco ha sido grabado, mezclado y masterizado en Sevilla por Neburzone pro y el artwork que mencionaba al principio es obra de Juanjo Castellano, toda una institución en lo que a portadas de Death Metal se refiere y lo cierto es que es un fenómeno.

Y ojo, que Dying no son la típica banda que va a lo cafre, a meter guantazos a los instrumentos y que salga lo que tenga que salir, no. Estos tipos se han currado unas composiciones serias, absolutamente devastadoras y bien elaboradas. Un ejemplo de ello es el segundo tema del disco, Stop Breathing, que dentro de su brutalidad innata esconde una estructura bastante compleja, con una maquinaria de riffs luciendo a pleno rendimiento y una batería sonando cual metralleta y sin dejar de jugar con diferentes ritmos. Justo antes tenemos From Chrysalis to Worm, como buen gusano de Death Metal, en lugar de salir de la crisálida convertido en mariposa, vuelve a ser un putrefacto y monstruoso gusano y eso, en un disco de este género, nos mola. ¿El tema? Pues devastador desde el aplastante riff inicial hasta esa avalancha rítmica final, para qué te voy a engañar. El tercer corte que se nos presenta es PU-239, que marcha a alta velocidad sin detenerse a por prisioneros, pues lo suyo es más la aniquilación total partiendo de un juego de guitarras bien currado. Arrival Of Decadence, otra buena dosis de tralla donde el bajo de Pato adquiere más protagonismo, y Tortured God, que amaga con una intro acústica antes de aplastarnos con su blasfema atmósfera, ceden paso a Humans, que desde el primer golpe de batería se desmarca como uno de mis temas favoritos del disco, realmente devastador y bien rellenito de maldad. Y de esta forma nos acercamos a la dupla final del disco, Chronicles of Insanity, un tema de estructura compleja, que arranca con un ritmo lento y maligno antes de coger una abrasiva velocidad, y Throne of Lies, cargada de tralla burra y primitiva.

En fin, una dosis de brutalidad absoluta de la mano de los sevillanos Dying, que vuelven a la carga con buen material discográfico tras años de incansable trabajo tocando por donde humanamente podían. El disco presenta ocho cañonazos de Brutal Death Metal destinados a dar un golpe sobre la mesa y llamar la atención a los seguidores del Metal Extremo de nuestro país. Maquinaria riffera en marcha, juego de ritmos elaborado y voces realmente agresivas conjugados en ocho cortes que rezuman garra, entrega y ganas, mezcladas con los putrefactos aromas típicos del género. Ningún fan del estilo debería pasar por alto este No Mercy For Us.


No hay comentarios:

Publicar un comentario